Dra. Alejandra Bravo con una planta de frijol (Phaseolus vulgaris) - © Micheline Pelletier para L'Oréal
 
 
 
Dra. Alejandra Bravo con una planta de frijol (Phaseolus vulgaris) - © Micheline Pelletier para L'Oréal

Mexicana gana Premio Internacional “For Women in Science” L’Oréal-UNESCO 2010: Dra. Alejandra Bravo

La profesora Alejandra Bravo ha sido reconocida con el premio para Latinoamérica por su comprensión del mecanismo de una toxina bacteriana que actúa como un insecticida amigable con el ambiente.

La Dra. María Alejandra Bravo – investigadora del Instituto de Biotecnología (IBT) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) – fue reconocida el pasado 4 de marzo con el prestigiado Premio Internacional L’Oréal-UNESCO “For Women in Science” representando a la región de Latinoamérica. Según los organizadores, el premio ha sido otorgado a la doctora ‘por su comprensión del mecanismo de una toxina bacteriológica que actúa como biopesticida ó insecticida amigable con el medio ambiente’ y trascendental para la agricultura en América Latina.

El galardón fue entregado por el premio Nóbel de Medicina(1999) el profesor Günter Blobel, quien fungió como presidente de un jurado internacional encargado de seleccionar a las 5 científicas ganadoras -una por cada región geográfica del mundo-, y a 15 jóvenes investigadoras que serán becadas en el programa Jóvenes Investigadoras en Ciencias de la Vida. El evento fue realizado en la sede del organismo de las Naciones Unidas en París donde se congregaron altas personalidades de esta institución y representantes científicos de todos ámbitos que han adoptado como propios los retos globales en áreas de salud, medio ambiente y acciones ciudadanas.

Dentro del departamento de microbiología molecular en el IBT en la UNAM, el trabajo de la investigadora mexicana que le llevó a ganar el prestigiado reconocimiento se ha centrado en demostrar cómo las toxinas Cry (abreviatura de cristal en inglés, tomada por su forma), proteínas de la bacteria Bacillus thuringiensis (Bt), se pueden utilizar para generar biopesticidas que, además de ser ecológicos al controlar las plagas de insectos en la agricultura evitando el uso de contaminantes químicos, gracias a la modificación molecular, también pueden ser muy específicos según el tipo de plaga a atacar. El premio lo recibe después de una larga trayectoria en el campo de la investigación llena de distinciones, publicaciones especializadas, y de experiencias por vías académicas y privadas a nivel internacional que incluyen una estancia de investigación en Bélgica y comenzar desde cero en México el desarrollo de un laboratorio de biotecnología en la Universidad Nacional Autónoma de México en Cuernavaca. Entre algunos de los investigadores mexicanos con los que ha colaborado dentro del IBT ese encuentra el Dr. Mario Soberón y el Dr. Leobardo Serrano.

Sobre su visión acerca de las necesidades de estos tiempos y de los efectos del cambio climático ha comentado para los medios: “Habrá cambios en las poblaciones de plagas de insectos y en las nuevas epidemias bacterianas y virales”, por lo que predice: “…es vital que continuemos el progreso científico para resolver estos problemas, ya que afectará la producción de alimentos y la salud; los rápidos avances tecnológicos deben ser aprovechadas para prevenir enfermedades y combatir las aflicciones futuras.”

En la trayectoria de la profesora mexicana se cuenta:

  • Premio a la mejor Investigación en Biotecnología Agrícola AgroBIO-México (2003)
  • Incluida en la lista de Expertos en Bioseguridad bajo el Protocolo de Cartagena de Seguridad y la Convención sobre Diversidad Biológica Universidad de Colombia (2003)
  • Miembro de la Academia Nacional de Ciencias (2002)
  • Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de investigación en Ciencias Naturales UNAM (2000)
  • Premio de la Academia Mexicana de Ciencias en el área de Ciencias Naturales (1998)

Continua desempeñando un papel activo en el desarrollo de biotecnología en la agricultura de toda América Latina.
(Para conocer más de su trabajo.)

Acerca del Premio L´Oréal-UNESCO 2010 “For Women in Science”.

La iniciativa desde la que fue reconocida la investigadora mexicana es una asociación que desde 1998 vienen haciendo la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en conjunto con la Fundación L´Oréal, precisamente con el objetivo de reconocer e incentivar a las mujeres que han destacado por su labor en Investigación y Ciencias de la Vida, generalmente el jurado está conformado por personalidades de la comunidad científica, entre ellos algunas premios Nóbel.

Actualmente, la iniciativa ofrece dos incentivos para las mujeres en la investigación:

  • El Premio L’Oréal-UNESCO, creado para reconocer los logros excepcionales de mujeres investigadoras, se elige a 5 ganadoras en total, una ganadora por cada región: África, Asia-Pacífico, Europa, América Latina y América del Norte. Los premiados reciben individualmente un incentivo de cien mil dólares. El reconocimiento se alterna cada año entre Ciencias de la Vida y Ciencias Físicas.
  • La beca UNESCO-L ‘ORÉAL Internacional Fellowships, se inició a partir del año 2000, y se asigna a 15 jóvenes investigadoras en Ciencias de la Vida, a nivel de doctorado o posdoctorado, cuyos prometedores proyectos han sido aceptados por una institución de prestigio fuera de su país de origen. Cada beca tiene un valor máximo de 40.000 dólares y pueden abarcar un período de hasta dos años. Se seleccionan 3 candidatas por cada una de las 5 regiones previamente mencionadas para equilibrar geográficamente el apoyo. En la web oficial se puede ver las formas para aplicar para el programa 2011.

En el 2010, las cinco científicas reconocidas con el Premio L’Oréal-UNESCO han sido:
Latinoamérica: Profesora Alejandra Bravo (México), “Por su comprensión del mecanismo de una toxina bacteriana que actúa como un insecticida amigable con el ambiente”.
África y el Medio Oriente: Profesora Rashika El Ridi (Egipto), profesora de Immunología en el Departamento de Zoología de la Facultad de Ciencias en la Universidad del Cairo. “Por encontrar un camino hacia el desarrollo de una vacuna contra la esquistosomiasis, enfermedad parasitaria tropical que afecta a más de 200 millones de personas”.
Asia y el Pacífico: Profesora Lourdes J. Cruz (Filipinas), profesora en el Instituto de Ciencia Marina, Universidad de Filipinas Diliman en la ciudad Quezon. “Por el descubrimiento de conotoxinas producida por ciertos caracoles marinos que pueden servir como analgésicos y sondas de farmacéuticos para estudiar la función cerebral”.
Europa: Profesora Anne Dejean-Assémat (Francia), directora de Investigación en el Instituto Pasteur así como de la Unidad 579 especializada en biología molecular y celular de tumores en el INSERM, París. “Por el esclarecimiento de los mecanismos moleculares y celulares en el origen de ciertos tipos de cáncer en los seres humanos”.
Norteamérica: Profesora Elaine Fuchs (Estados Unidos), profesora de Biología Celular y Desarrollo en la Universidad Rockefeller en Nueva York. “Por el descubrimiento de las células madre y los procesos clave que participan en el desarrollo, mantenimiento y reparación de la piel”.

1 Comment

  1. by Erika Chong on 16 de abril de 2010  22:22 Responder

    La verdad que orgullo enterarnos de este reconocimiento, en medio de noticias terribles todos los días, sin restarle el merito a la Dra. Alejandra Bravo, nos llena de orgullo y de alegría este logro personal de ella que ahora nos comparte y nos permite tener un oasis de paz enmedio de la vorágine...Muchas felicidades Dra. Bravo por su dedicación a la ciencia y su ejemplo para los jovenes de ahora, felicidades a toda la gente que le ha apoyado para conseguir estas metas tan altas y que el camino a seguir sea el de nuevos descubrimientos en beneficio de la humanidad entera...Muchas felicidades y muchas gracias.

Deja tu comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada