Entre digital y analógico. El Centro Cultural Tijuana muestra la actualidad de la animación

Las tendencias más representativas del arte de la animación llegan al Centro Cultural Tijuana (CECUT) a través de Animated Painting. Pintura Animada, exposición organizada y presentada previamente en el San Diego Museum of Art.

Las tendencias más representativas del arte de la animación llegan al Centro Cultural Tijuana (CECUT) a través de Animated Painting. Pintura Animada, exposición organizada y presentada previamente en el San Diego Museum of Art. El trabajo de 14 artistas internacionales brinda un panorama de la variedad de posibilidades con que cuenta hoy el discurso de la animación. Además de la pertinencia de los nombres seleccionados, prácticamente todos los participantes poseen un peso considerable en el mundo del arte. Tal es el caso de: Jeremy Blake, Sebastián Díaz Morales, Kota Ezawa, William Kentridge, Ann Lislegaard, Julian Opie, Qiu Anxiong o Robin Rhode, entre otros; lo que convierte a Animated Painting. Pintura Animada en una cita de gran interés para el público de Baja California.

El arte de la animación, aunque posee una estrecha vinculación con el desarrollo de las nuevas tecnologías de la imagen, se ha mantenido atado a tendencias tradicionales empleadas en este género artístico décadas atrás. Ejemplo de ello se observa en el uso del dibujo a mano y la pintura. Así, tanto esta corriente como la definida por las innovaciones tecnológicas, se aprecian en las 21 piezas seleccionadas por la curadora Betti-Sue Hertz, con las que se articulan representaciones visuales donde se exploran múltiples técnicas de animación, posibilidades de la discursividad animada y, propiamente, planteamientos conceptuales de este discurso.

En el caso de los trabajos que apelan al dibujo y la pintura tradicional se observa cómo la manipulación y la transformación, por medio de métodos fílmicos y digitales, crea un discurso animado de tanta belleza e interés como aquel creado solamente con despliegue tecnológico. Quizá uno de los mejores representantes de esta tendencia es, sin lugar a dudas, William Kentridge, de quien se expone el film animado Tide Table (2005), que convierte la imagen del paisaje y su reflexión en el argumento de la historia. En un punto muy lejano a Kentridge se encuentra el trabajo del desaparecido Jeremy Blake, de quien puede verse el collage Sodium Fox (2005). Blake, emplea referencias de alucinaciones, textos y formas coloridas preexistentes como base de un trabajo de nivel técnico que también, en algunas ocasiones, recurre a la animación histórica. Por su parte, Julian Opie crea atrayentes animaciones por computadora que seducen al espectador entre la sencillez de la imagen y la naturalidad de los movimientos de sus personajes, dibujados por leds o bombillos. Mientras, Sadie Benning trabaja la proyección de dibujos hechos a mano en Play Pause (2006) y Kota Ezawa recrea con colores e imágenes planas, historias sencillas y de gran interés.

La variedad de propuestas de Animated Painting. Pintura Animada manifiesta en qué medida la animación es una expresión que bebe del arte contemporáneo pero, también, forma parte de éste. Si bien el arte de la animación pareciera estar siempre insertado en tecnologías innovadoras, precisamente en esta exposición queda clara su relación con las técnicas analógicas y cómo a partir de ellas, además de con recursos nuevos, es posible presentar otro acercamiento a la imagen en movimiento.

Mónica Núñez Luis / views of art


imágenes del San Diego Museum of Art

1 Comment

  1. Pingback : suenaMexico.com: miradas al arte actual de mexicano | ViewsOfArt.com Mónica Núñez Luis

Deja tu comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada